Ficción, Literatura, Relato

Olvido

Jose Manuel Hortelano Pi
José Manuel Hortelano-Pi.

Soy un extraño en un lugar desconocido.

La oscuridad me invitaba a entrar, el silencio me gritaba que callará, el viento me llevaba más adentro de todo aquello a lo que le temía, pero mi mente se había quedado vacía.

Camine por aquellas tierras inciertas, dejándome guiar por aquella oscuridad que de repente parecía estar tan vacía como mis recuerdos. Un sonido. Algo roto resonando entre aquella noche silenciosa. Salto del susto, tiemblo del miedo. Desconozco mi propia voz.

Mis recuerdos se habían ido, pero no los de mi cuerpo, me detengo y observo aquel agujero negro en el que me encontraba Ojos observándome desde las alturas. Un silencio abrazador roto por el eco de esa voz desconocida. Sonidos de animales que se parecen a mis lloriqueos.

Soy un extraño en un sitio desconocido.

Creo que he encontrado algo, pero termino estando tan perdido como al inicio. Más ramas rotas abajo mí, no recuerdo el nombre de las cosas con las que camino. El miedo circula por toda mi piel ¿o era otro su nombre?

Grito, sin poder resistirme, lloro como no lo había hecho en años.

Me adentro en la oscuridad, mi rostro está mojado por la perdida, mis lágrimas ni siquiera son saladas, porque el sabor y todo me abandono, lloro por la perdida.

Me adentro en ese lugar desconocido. Me encuentro con lo que queda de mí. Pero al mismo tiempo nadie me encuentra.

La noche es fría. La memoria abandona. El cuerpo se debilita. Y nada se detiene.

Pensamientos, Relato

Palabras robadas.

Sarah Herranz
Sarah Herranz

Y entonces robe palabras que no eran mías, pero simplemente sabía que me pertenecían, letras que estaban ahí, formando frases que nadie más diría.

 Relatos, cuentos, poesía todos ellos esperando ser encontrados y sólo pidiendo ser leídos, pidiendo ser recordados en tu mente, pidiendo ser lo que siempre quisieron.

Ser libres, salir de un par de labios y disolverse entre el sonido, entre el silencio, quedándose grabadas  en tu mente. Quedándose guardadas en un libro. Atrapadas, impresas sobre recuerdos y sentimientos.

Literatura

Ineluctable.

the girl and me
Danny Roberts

Apuesto a que aún piensas en mí.

Y que soy un recuerdo inefable para ti, porque eso era lo que fuimos y eso es lo que seguimos siendo, las historias que son escritas desde el momento en que nacimos nos dejaron con la esperanza de recibir más a cambio, pero nosotros nunca lo hicimos.

Apuesto a que ves los alrededores como si fueran nuevos para tus ojos, porque siempre fuimos ciegos, porque siempre nos deslumbraron las estrellas que estaban demasiado lejos para ser alcanzadas, éramos sordos y queríamos ser escuchados, quisimos ser libres y nunca dejamos atrás nuestras cadenas.

Apuesto que aún sueñas con los planes que compartimos y que no se cumplieron, porque sin saber que nuestros planes eran los mismos seguimos por diferentes caminos, pensé en esa frase de que el mundo era redondo y algún día nos volveríamos a encontrar, pero ahora que veo el tamaño de las ciudades que ni siquiera podía imaginar, me doy cuenta de que si nos encontramos ya no daríamos para más.